Hellow Word

Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?

Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?, es un proceso que ofrece a usuarios que estén buscando preservar su fertilidad.

¿A qué edad hay que congelar los óvulos?

La preservación de la fertilidad hace referencia a una serie de procedimientos que se usan para ayudar a mantener la capacidad de una persona de tener hijos. Estos pueden incluir el almacenamiento de espermatozoides, la congelación de óvulos e incluso la fecundación in vitro con congelamiento de embriones.

El término “reloj biológico” en la mujer hace referencia al hecho de que la fertilidad disminuye con la edad, especialmente después de los 35 años.

Las mujeres nacen con un número exacto de óvulos con los que cuenta para su vida y, empezando en la pubertad, por medio de la menstruación estos van liberando o perdiendo mes tras mes (siendo eliminados del cuerpo).

Gracias a los avances médicos y las técnicas posibles se puede realizar este tipo de procedimiento que es la congelación de óvulos o vitrificación de ovocitos.

La cual consiste en una técnica de fertilización para aquellas mujeres que desean ser madres en un futuro, pero no quieren disminuir sus probabilidades de quedar embarazadas debido al envejecimiento.

La congelación de ovocitos sirve para mantener los óvulos de una mujer en buen estado, para que luego puedan ser utilizados para la fertilización in vitro (FIV).

Es una técnica de reproducción asistida en la cual la unión del óvulo de la mujer con el espermatozoide del hombre ocurre fuera del cuerpo de la mujer (en el laboratorio), con el fin de obtener embriones ya fecundados que posteriormente se transfieren al útero materno.

Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?
Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?

¿Cuál es la mejor edad para congelar óvulos?

Se recomienda preservar la fertilidad femenina mediante una técnica conocida como » vitrificación de óvulos”. Por medio de esta se logra detener los procesos naturales de disminución de la capacidad fértil de los óvulos.

Esta técnica puede aplicarse a mujeres que deseen postergar su maternidad por razones sociales o médicas.

La edad ideal para realizar este procedimiento es entre los 30 y 35 años, cuando los óvulos aún tienen buena calidad genética y cantidad. Si la paciente desea realizar esta técnica debe asesorarse de expertos en el tema en una unidad de fertilidad.

Fases de la congelación de óvulos

Para llevar a cabo la vitrificación de ovocitos se desarrollan una serie de fases sencillas, tras haberse llevado a cabo una serie de pruebas previas con el fin de determinar la reserva ovárica de la mujer y detectar cualquier anomalía.

Estimulación ovárica

La primera fase de esta técnica consiste en inducir una ovulación múltiple mediante la administración de medicamentos hormonales a la paciente.

A lo largo de este procedimiento, los especialistas controlan el crecimiento de los folículos por medio de monitorización ecográfica.

Punción

Esta pequeña intervención ambulatoria de 15 minutos consiste en la extracción, bajo control ecográfico y aspiración de los folículos ováricos, de los ovocitos que han madurado en los ovarios de la mujer durante la fase anterior.

Vitrificación de los óvulos

La última fase de este método se lleva a cabo en el laboratorio. Aquí los óvulos son crioconservados a través de la vitrificación. Esta consiste en una solidificación celular a bajas temperaturas y muy rápida, impidiendo de esta forma que se produzcan formaciones de hielo.

Una vez se ha producido la vitrificación, los óvulos son almacenados en los tanques de nitrógeno, donde permanecerán perfectamente identificados hasta que sean demandados por los pacientes.

Los óvulos vitrificados pueden conservarse hasta el final de la vida reproductiva y una vez se decide descongelarlos se inseminan con el esperma de la pareja o el donante, para la obtención de embriones y transferencia al útero de la mujer.

Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?
Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?

¿Cuánto tiempo se pueden congelar los óvulos?

Las células pueden durar congeladas indefinidamente sin afectar su viabilidad. Mediante la crio preservación los gametos (óvulos y espermatozoides) o embriones son congelados a muy bajas temperaturas, generalmente entre -80 °C y -196 °C (el punto de ebullición del nitrógeno líquido) para disminuir las funciones vitales de las células y poderlas mantener en condiciones de vida suspendida por mucho tiempo sin causar daños adicionales.

Este proceso no genera afectaciones genéticas o metabólicas para la célula, es decir que el gameto funcionará igual que antes de ser congelado.

¿Cuántos óvulos se recomienda congelar?

El número ideal de óvulos a congelar para tener buenas probabilidades a futuro de lograr un embarazo y un parto exitoso depende de la edad de la mujer cuando los congela.

Lo ideal a los 30-33 años de la mujer es preservar mínimo 10 óvulos maduros, entre los 33-35 años debería preservar de 12 a 15 óvulos, entre 35 y 38 años de 15 a 20 óvulos, entre los 38 y 40 años se recomienda preservar más de 30 óvulos.

Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?
Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?

Leíste: Congelación de óvulos: ¿cómo funciona y en qué edad funciona mejor?, te recomendamos: Fecundación in Vitro: ¿qué es y cuáles son los avances tecnológicos?

Te invitamos a que nos sigas en nuestras redes sociales: TwitterFacebook e Instagram

 

Post relacionados